Cremas de imitación "Aranzana" para batir de relleno y decoración

Hoy, nuestras cremas de imitación, han superado a quien en un principio fue su referencia, la crema de leche natural. Nuestra crema, tiene una base importante de crema de leche enriquecida, con leche entera, cerelose y aditivos, que le favorecen en su incorporación de aire, y la sostienen en su resolución de Chantilly, permitiendo un mayor lucimiento en el relleno y decoración repostera.
Se debe tener en cuenta que la elaboración, se realiza con la técnica más moderna, libre de bacterias, con controles permanentes microbiológicos, que la hacen más confiable. Esta confianza que le dispensan todos aquellos que la han adoptado para su uso permanente, después de haber comprobado su buen resultado.
En su uso paralelo con otras cremas descubrirá que mientras las otras eran inconsistentes y se tornaban ácidas, rancias y amarillas, nuestras cremas se mantienen dulces, suaves y blancas, sin perder su aspecto de recién preparadas. Estas cualidades se dan siempre partiendo de elaboraciones controladas con mediciones exactas, que dan un resultado final óptimo.



Consejos para lograr una buena chantilly

En primer lugar, la crema debe conservarse fría de 0° a 5° (no congelada). Para endulzar agregar azúcar del 5 al 10% del volumen total. También se puede agregar un toque suave de vainilla, sin tapar el sabor de la crema. Luego se toma un bol con la cantidad de crema proporcional al elemento batidor, este debe actuar como un soplador no estando totalmente sumergido, y recorriendo todo el volumen, hasta conseguir la consistencia deseada.
Tener en cuenta: la higiene y el frío en los elementos a utilizar.



Consejos y cuidados de conservación

Siendo que los productos lácteos, todos y la crema batida en especial, en contacto directo con un ambiente inapropiado, absorbe los olores y contaminación microbiana, que además de descomponer el producto, adquiere un sabor y olor desagradable en la proporción de aquellos alimentos que transmiten olores (ajíes, apio, verduras, huevos, quesos, etc.).
Esta recomendación es para aquellos que guardan las cremas batidas y sin batir, sin una protección que las aísle dentro de las heladeras, donde no solo recibe olores desagradables, sino peor puede contaminarse con bacterias peligrosas, transmitidas por las carnes, las cáscaras de los huevos, en los recipientes que se apoyan en los pisos (acordarse de las veredas y los baños) y las rejillas de las heladeras comerciales, que no se lavan seguido y transmiten hongos, bacterias y levaduras, que las reciben directamente de los productos expuestos.

 


Vicente Aranzana e Hijo
Fábrica: Nicolás Repetto 539
Oficina: Nicolás Repetto 535 dpto 4 - 1405 – Capital Federal
Teléfono: 4431-0071 / 4433-1886
Email: ventas@vicentearanzana.com.ar